lavar sábanas
Noticias

¿Cada cuánto tiempo hay que lavar las sábanas?

En realidad esta pregunta parece muy sencilla de contestar pero, a la hora de la verdad, cada persona te va a dar una respuesta distinta por lo que puede que no sea tan fácil. Según algunos estudios realizados, un 16% de las personas entrevistadas aseguraban que no lavaban las sábanas más de una vez al mes. Por otra parte, hasta un 32% de estas personas llegaron a reconocer que no cambiaban las almohadas.

Esto es un error porque pueden convertirse en todo un nido de ácaros, pieles muertas, bacterias y mucha, mucha suciedad.

A continuación vamos a tratar de contestar a esta pregunta pero antes de hacerlo queremos recordarte que en esta página disponen de una amplia gama de sábanas tanto para verano como para invierno, aunque el tiempo para cambiarlas es el mismo con independencia del momento del año. Si necesitas hacer el cambio desde ya, con esta web podrás encontrar muchos modelos para hacerlo.

Tiempo de cambio de las sábanas

Algunos expertos reconocidos aseguran que las sábanas habría que cambiarlas, aproximadamente, cada semana o cada dos semanas, en ningún momento habría que dejarlas mucho más tiempo. Además, en el caso de que alguien de la familia haya contraído una enfermedad, si la temperatura del ambiente es muy elevada o si alguien durmiera sin ropa, esta frecuencia debería de ser todavía mayor.

Por otra parte, los edredones, los cobertores y las sábanas no es necesario que vayan a la lavadora más de dos veces al año; la razón de esto es que, a diferencia de las sábanas, estas no están en contacto con la piel por lo que la probabilidad de que se pudieran llegar a acumular gérmenes en ellas sería mucho más remota.

Hay que recordar que las sábanas no son más que una especie de redes que se encargan de capturar cualquier elemento que accidentalmente dejemos en ellas. Por ejemplo, se acumulan células muertas, restos de maquillaje y de cremas, de sudor, algunos pelos, caspa, suciedad, polen, hongos.

Otro de los temas polémicos es el de hacer la cama. Hace algún tiempo apareció un polémico estudio que aseguraba que hacer la cama de una forma incorrecta podría considerarse más perjudicial para nuestra salud que no hacerla.

Si no la hacemos, las bacterias se acumulan en una única zona de la cama (normalmente en la parte baja); la gran mayoría de ellas se mueren o no llegan a afectarnos. Sin embargo, si nosotros cogemos esas sábanas y las extendemos tal cual, lo único que vamos a hacer es propagar las bacterias a lo largo de todo el lecho.

Lo ideal sería quitarlas, sacudirlas completamente, determinar si hay que lavarlas, y luego volver a colocarlas o colocar algunas que estén limpias. De esta manera la probabilidad de contraer algún tipo de enfermedad o problema no será tan elevado.

Ya hemos contestado a una de las míticas preguntas que siempre se repiten: recuerda la conversación y porque puede ser muy útil de cara al futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies