kayak con niños
Actividades

Disfruta del verano en kayak con tus hijos

El verano, durante las vacaciones de tus hijos, puede ser un momento único para compartir todo lo que durante el año no habéis podido disfrutar. ¡Es el momento de preparar unas vacaciones inolvidables para toda la familia!

¿Y qué les gusta a los niños? El agua. Por tanto, te vamos a proponer que estas vacaciones realicéis actividades con Kayak.

Navegar en kayak es divertido para todos, es una actividad sana al aire libre, puede realizarse en agua dulce o salada, y hay lugares donde estas actividades se organizan para toda la familia de manera que solamente tienes que acudir con tus hijos a pasarlo bien.

Antes de realizar la actividad

¿A que te va interesando más y más esta posibilidad? Antes de que lo decidas vamos a plantearte algunas cuestiones importantes:

– Asegúrate de que tu hijo sabe nadar.

Aunque siempre son actividades seguras y con máximas medidas de protección, lo mejor es que los niños sepan nadar por si cayeran al agua. Irán con flotador de seguridad pero, aun así, un niño que sabe nadar se siente más seguro y no tiene miedo a caer.

– Si quieres practicar con tu hijo por ti mismo, elige el kayak adecuado a su edad.

Si tu hijo es menor de 7 años puede aprender a navegar con un canoa y ya, a partir de 8 años, puede montar en kayak. Al principio puedes ponerlo contigo, entre tus piernas para que se sienta más seguro, pero todo depende de su nivel de madurez.

¿Por qué les gusta tanto el kayak a los niños?

En casi todas las escuelas o campamentos de verano se introduce el kayak para los niños porque les encanta. Y les encanta porque es una actividad no solamente divertida sino que les ayuda a reforzar su autoestima y desarrollarse física y psicológicamente.

Para practicar kayak para niños te puede interesar visitar el embalse del Jerte, ya que en este lugar podréis disfrutar de un paisaje y un entorno natural único mientras lo pasáis en grande navegando. Además de practicarlo, estaréis en un entorno espectacular y único.

Ya de por sí, es muy estimulante que los niños disfruten en la naturaleza pero, además, este deporte les gusta muchísimo cuando se les da la oportunidad de conocerlo porque se divierten.

Por otra parte, es muy saludable porque gastan energía y se ejercitan. A un mismo tiempo, entretiene mucho porque están en plena naturaleza, disfrutan del tiempo sin darse cuenta y realizan un deporte que les permite sentirse libres y con control, ya que ellos mismos llevan la embarcación.

Estas cualidades del kayak les ayudan a mejorar su autoestima porque los niños se van sintiendo capaces de manejar el kayak y, si navegan con otros niños o contigo, aprenden a coordinarse y trabajar en equipo.

Sin darse cuenta, tienen que seguir unas normas, una disciplina, para poder llevar la embarcación adecuadamente, liberan tensión y crean hábitos saludables. Y, si lo practican con más niños, desarrollan su socialización y disminuye su timidez.

¿A qué esperas para pasar un verano divertido con tus hijos? Solamente decide dónde, verás cómo disfrutan en unas vacaciones de verano inolvidables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies